00.passivhaus.jpg

PASSIVE HOUSE

Passivhaus es un tipo de edificación diseñada para ahorrar hasta un 75% de las necesidades de calefacción y refrigeración.

La poca energía suplementaria que requieren se puede cubrir con facilidad a partir de energías renovables, convirtiéndose en una construcción con un coste energético muy bajo para el propietario y el planeta.

Este estándar no supone el uso de un tipo de producto, material o estilo arquitectónico específicos sino la optimización de los recursos existentes a través de técnicas pasivas.

Fuente: Plataforma de Edificación Passivhaus

 

Para considerar que  una vivienda es pasiva (passivhaus), debe cumplir los siguientes criterios:

02.aislamiento.jpg

La demanda energética de los espacios calefactados no debe exceder los 15 kWh/m2 de espacio habitable neto por año o 10 W/m2 de demanda máxima.

01.diseño bioclimatico.jpg

La demanda energética primaria renovable (PER, según el método PHI), la energía total a utilizar para todas las aplicaciones domésticas (calefacción, agua caliente sanitaria y electricidad) no debe exceder los 60 kWh/m2 de superficie habitable por año para una Passive House Classic.

04.hermeticidad.jpg

En términos de hermeticidad, un máximo de 0,6 renovaciones de aire por hora a una presión de 50 Pascales (ACH50), verificado con una prueba de presión in situ (Blower Door Test).

06.ventilacion.jpg

El confort térmico debe cumplirse en todas las estancias de la vivienda tanto en invierno (con unos 19ºC mínimo) como en verano (con unos 25°C máximo).

 

Contamos con una gran formación y experiencia para conseguir viviendas pasivas en las que destacan los siguientes principios:

1. Diseño bioclimático, estudiando la orientación, la forma, ventilación, etc.

2. Aislamiento térmico continuo, generando una buena envolvente térmica.

3. Ausencia de puentes térmicos, evitando pérdidas energéticas.

4. Hermeticidad, controlando la ventilación interior.

5. Ventanas Passive, obteniendo la mejor iluminación con las menores pérdidas.

6. Ventilación controlada, utilizando sistemas con recuperación de calor.

7. Control solar, diseñando sistemas de protección para verano.